Por qué sí o no poner tu negocio en Internet

El año 2020 nos va a dejar y a quitar muchas cosas.

Nos hemos dado cuenta de que lo que estaba seguro no lo era tanto:

– Una oficina a la que ir a trabajar junto con tus compañeros.

– Un bajo comercial que abrir cada mañana, con mucho esfuerzo

– Un mercadillo artesanal donde vender los productos a los que les dedicas horas.

– Un sala donde dar clases a varios grupos de alumnos cada día.

Se han tambaleado demasiados puntos del sistema y la solución estaba tan cerca que muchos no la vieron y les ha pillado en bragas.

Apostar todo el negocio a la presencia física ya no parece a una buena idea, hay demasiados riesgos en una decisión así.

Y luego está el tentador mundo online.

Poner tu negocio en Internet te hace acceder a un mercado mucho más amplio. Al abrir una tienda online permites que tus compradores vean cuando quieran y desde donde estén tus productos.

¿Así quién no va a crear un negocio en Internet?

Pues piensa antes de hacerlo si es lo que más te conviene.

¿Negocio online o negocio físico?

Depende. 

Si ya tienes un negocio físico lo tienes muy fácil, analiza a tus clientes:

1. ¿Cómo son?

2. ¿Dónde viven?

3. ¿Dónde hacen sus compran cotidianas?

Y sobre todo, pregúntales. Igual te llevas una sorpresa con las respuestas. Según los datos que recopiles tal vez te interese mantenerte como hasta ahora o ampliar tu negocio al mundo online.

Si aún no tienes un negocio físico y quieres empezar desde cero con uno online, debes hacer algo parecido, solo que al no tener la opinión de tus clientes debes analizar a tu competencia.

1. ¿Cuál es tu competencia?

2. ¿Qué buscan sus compradores?

3. ¿Por qué les compran a ellos?

Tienes foros, blogs, redes sociales y muchas plataformas donde los clientes dejan su opinión. Opiniones no te van a faltar, así que úsalas.

Cuando tengas toda la información verás que tipo de negocio es el que te interesa más montar y el que más gusta a los compradores.

Como ves, esto va de investigar.

Y es que empezar desde 0 a lo loco, o ponerte a hacer cambios en tu negocio sin antes pararte a analizar, no tiene sentido ninguno.

Investigando es como logras enfocar tu negocio de la forma correcta y darle el punto diferenciador de tu competencia.

Más allá de crear un negocio en Instagram

Crear un negocio online no significa crear un negocio en Facebook, Instagram o cualquier otra red social.

Las redes son un apoyo, no deben ser la base.

Piensa en tu negocio online como una tienda. Poner tu negocio solo en una red social es como poner un puesto en el mercadillo de tu pueblo.

Tus clientes cuando pasan por el pasillo van a ver solo lo que hayas puesto en la mesa.

Como el de al lado grite más alto que tú eso de «a euro niña» las llevas claras. Aunque tú producto sea mejor y les cuentes con tímida voz todo lo bueno que les va a traer si lo usan, no te van a escuchar, están embelesados con lo de a un euro.

Además, si el año que viene quitan el mercadillo porque el alcalde Zuckerberg no tiene más ganas de él, te aguantas. 

Como estrategia de negocio no es recomendable depender de otros.

Apoyarte en ellos sí, depender totalmente no.

Cuando tienes tu tienda online en una red social, ese trocito de tienda no te pertenece, es de la red social. Pero tu web online es tuya. 

Has comprado el dominio, te pertenece.

Negocios online y la técnica Juan Palomo

Ya te has decidido. Necesitas un negocio online, te estás perdiendo clientes a los que no llegas con una tienda física.

¿Por dónde empezar?

Si ya tienes un negocio físico te recomiendo que no malgastes tu tiempo creándote una web.

Te va a llevar meses aprender diseño para la web y copywriting para los textos mientras tienes que atender la parte física de tu negocio…Eso es un caos.

Si tienes un negocio online en mente que quieres empezar de cero no es lo más recomendable ponerte también a escribir tu web. Tienes cientos de tareas y papeleos más importantes que eso como para irte tú añadiendo más carga de trabajo porque sí.

Si quieres empezar tímidamente con un negocio online porque ya tienes otros ingresos de los que vivir, puedes empezar a crearte una web, con tiempo y calma. Mira por aquí y por allí información para escribir y diseñar la web.

Según el tiempo del que dispongas, y cómo de relevante sea el negocio en tus ingresos, tienes una opción u otra.

Si tu negocio es serio, delega. 

No pierdas el tiempo escribiendo y diseñando una web, podrás dedicarte a las mil y una tareas de los autónomos y crecerás más rápido. 

Queda muy bien eso de decir esto lo he hecho yo, pero cuando se trata de temas complicados, que requieren un gran esfuerzo aprender y no los vas a usar en tu vida cotidiana, lo más práctico es ser eficaz. 

Búscate a alguien con el que congenies y que te haga la web a tu gusto.

3 cosas antes de crear tu negocio en Internet

Antes de buscarte a alguien que diseñe tu negocio online, o si vas a empezar a hacerla tú poco a poco, hay 3 cosas que debes tener claras:

1. A quién vas a dirigir tu marca.

2. Qué imagen quieres que la gente tenga de tu marca.

3. Cuál es tu propuesta de valor, esa diferencia que te hace destacar de los demás.

Son 3 cosas muy obvias pero no se tienen tan claras como se deberían, sobre todo la última.

Ocurre algo parecido cuando tenemos que hacer una descripción: si es sobre otra persona, sin problemas; si es sobre nosotros…ahí ya cuesta sangre, sudor y lágrimas sacar tres palabras.

Si vas a empezar muy poco a poco con un negocio online fíjate en las webs que te gustan y las que no. Saca estos 3 puntos ayudándote en los demás: observa y compara.

Mira el diseño, los textos, el tono, las palabras que usan, los colores,…

Elige y piensa que es lo que te gustaría tener en tu web y qué no está hecho para ti.

La web de tu negocio tiene que representarte y elegir este tipo de cosas cuando no tienes experiencia previa es lioso. Por eso, si lo vas a hacer tú, es bueno que mires y compares para tener al menos una idea de lo que quieres.

Si estás de lleno con tu negocio o vas a empezar desde cero a crear tu negocio en Internet pero a pleno rendimiento…deja que sea otro el que se encargue. Por ahora los días solo tienen 24 horas, no te va a dar la vida, sé de lo que hablo.

Estar a una cosa, a otra, a la de allí y a esa también, solo trae estrés y baja productividad. No te hagas eso. 

El dinero que te ahorres te lo vas a terminar gastando en fisioterapia.

Diversifica

Diversificar siempre es la solución. Puedes llegar a más público y apoyarte en varios métodos para lograr mejor rendimiento.

Hay muchas variantes que puedes combinar con tu negocio online, te voy a poner algunos ejemplos:

– Dar a conocer tus productos en ferias y montar una tienda en Internet.

– Crear una página web para ofrecer tus servicios y dar minitutoriales en las redes sociales.

– Combinar una tienda física con una e-commerce.

No siempre se puede diversificar, según sean las características de tu producto o servicio podrás hacerlo o no. Si tienes la ocasión, no la dejes pasar, lograrás crecer más en menos tiempo.


Tener presencia en Internet es importante para que el negocio sobreviva y crezca, pero has visto que se puede combinar con otros métodos.

Valora que es lo que quieres logar, el presupuesto con el que cuentas y a qué le vas a sacar más rendimiento. Piensa tu estrategia y empieza con ella.

Lo que ha pasado este año va a hacer que más de uno se ponga las pilas en los negocios online

¿Tú también piensas que es importante tener presencia en Internet?