Cómo escribir un artículo (con algunos truquillos)
Cómo escribir un artículo (con algunos truquillos)

Cuando te sientas delante del ordenador a escribir un artículo, empiezan las preguntas a revolotear en tu cabeza mientras miras la pantalla.  

Escribes una frase y la lees. «Bueno, no está mal, me gusta». Sigues escribiendo y vuelves a leer. Borras. Escribes. Borras.

Y así un buen rato.


La idea de este post es que tardes el menor tiempo posible en escribir un artículo, porque antes de ponerte a ello es mejor estructurar lo que vas a contar y usar algunos trucos finales que evitan fallos y ahorran tiempo.




Estructura el texto


Divide el artículo en tres partes: la introducción, el cuerpo y la despedida.


En la introducción escribe un texto breve que ponga al lector en situación, es lo primero que va a ojear de tu artículo y quiere hacerse una idea sobre lo que va a seguir leyendo.

Escribe una introducción breve, sencilla y fácil de entender a la primera, no hagas una que haya que leer tres o cuatro veces para captar la idea (a no ser que estés en un ambiente técnico o científico y tu texto sea para profesionales del sector,  ahí no voy a entrar en los términos técnicos que debes usar).


Responde a estas preguntas cuando escribas la introducción:

  • ¿De qué tema vas a escribir?
  • ¿Por qué vas a escribir sobre ese tema?

Continúa esa introducción en el cuerpo de tu artículo y desarrolla más a fondo el tema sobre el que has elegido escribir. Cuéntale a los lectores, por ejemplo:

  • ¿Qué utilidad tiene el tema que has escogido?
  • ¿Cómo les hace mejorar su día a día conocer ese tema?
  • ¿Cómo ha evolucionado ese tema a lo largo de los años?

Usa el vocabulario que necesites según el público al que te dirijas y la temática que hayas elegido, pero si tu público no es profesional de ese tema, recuerda escribir frases y conceptos que se entiendan a la primera. Si tienes que mencionar alguna palabra técnica aclara lo que significa, da un ejemplo o úsalo en una situación cotidiana, verás como así consigues escribir un artículo ameno y fácil de leer.


Ahora te toca decirle hasta pronto a tu público. La despedida en un artículo es el momento de llegar a conclusiones e interaccionar con tus lectores. Pregúntales, por ejemplo:

  • ¿Qué opinan del tema que acaban de leer?
  • ¿Qué conclusiones sacan ellos?
  • ¿Han tenido experiencias similares a las que cuentas en tu artículo?

En un párrafo corto tienes la oportunidad de que las personas que han leído tu artículo completo interaccionen contigo (y con los demás lectores) y compartan su opinión.




Trucos para corregir un texto tú mismo


Lectores de texto online


Cuando escribes en el ordenador es muy fácil que al redactar y al modificar el texto se te cuele una letra donde no debe, repitas una palabra por ahí o te falte otra por allá.

Los lectores de texto online son una forma rápida y cómoda de detectar fallos gramaticales y hacerte ver cuando una frase no suena bien.

Además, estos lectores de texto en voz alta están disponibles en muchos idiomas, incluso en algunos puedes elegir el tono que prefieras para escuchar tu texto.


Mi lector de texto online preferido, después de probar varios, es este de Oratlas.

Y como secreto, me gusta más como suena la voz de este lector en la opción de «español de Estados Unidos».


En cuanto le das al play en este lector de texto y escuchas lo que has escrito te das cuenta al momento de los fallos: una frase donde no se entiende bien lo que quieres transmitir, una palabra repetida o una letra de más que se te ha colado al teclear.

Antes de dar por terminado tu texto, escúchalo en voz alta, y si esta parte lo hace una herramienta como un lector de textos en vez de tú mismo, evitarás fallos humanos.



Contadores de palabras y caracteres


Si necesitas saber las palabras y caracteres que vas a escribir y ajustarlas a un número exacto, tienes esta página web que te llevará la cuenta de lo que has escrito.


Las redes sociales tienen límite de caracteres: en la leyenda de las fotos de Instagram es de 2200, para la biografía de Instagram tienes 150 y en Twitter el máximo es de 280. 

Pero puede que quieras marcar un límite de palabras (tanto por arriba como por abajo) en tu tienda online o en un post de tu blog.

Cuando necesites escribir textos con un límite de palabras y caracteres para redes sociales, usa un contador y escribe en él tu texto, sabrás en cada momento cuanto te queda para llegar al límite que te has marcado.


Pregunta a tus lectores favoritos


Las personas son una fuente de opiniones, gusten más o menos, seguro que tienes una amiga, una pareja o un alma caritativa a quién consultar qué le parece lo que has escrito.
Pregunta y aprovecha los comentarios que hagan sobre tu artículo, es una forma de mejorar el texto que acabas de escribir y los que vengan en el futuro.


No hace falta que la persona sea un entendido en el tema de tu artículo ni en la escritura, es una oportunidad de usar a un lector con el que tengas confianza para que revise en primicia tu artículo y te de su opinión sincera.




Y el mejor truco para escribir es... Comenzar a teclear*. Ya habrá momento para corregir y hacer mejoras, pero por lo pronto no dejes de pulsar las teclas, aunque lo que salga de ellas no te convenza demasiado. 

*Otro día tocaré más en profundidad el tema de la inspiración.


Para cualquier pregunta, sugerencia (o improperio también, por qué no), deja un comentario.

¡Qué las palabras te acompañen!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *